El tejo. Léxico y tiponimia en la zona de estudio del LIFE BACCATA

La palabra tejo viene derivada del antiguo “texo” o “taxo” castellano. Aunque la etimología de este término proviene en primer término del latín “taxus”, no hay un acuerdo acerca del término del cual proviene esta forma latina. En unos casos se opina que el latín “taxus” proviene del griego “taxis”, cuyo significado más probable es el de “fila”, “ordenación”, posiblemente relacionado con la disposición de las hojas sobre las ramas en dos filas a lo largo de los ramillos (la ciencia que estudia esta disposición, por ejemplo, se llama filotaxis). Otros afirman que "taxus" proviene del vocablo "taxon", que en griego significa arco, y que por tanto este término derivaría del empleo preferente de la madera de tejo para elaborar los arcos desde la antigüedad. Y en un tercer caso, se considera que "taxus" viene del término griego "toxon" en referencia directa a la toxicidad del tejo, tan conocida de antiguo y temida por el hombre.

Las tres versiones resultan interesantes y plausibles a la vez. En todo caso, el presente documento realiza una revisión de los nombres del tejo y su reflejo en la toponimia en los territorios donde el proyecto LIFE BACCATA se encuentra ejecutando acciones concretas de conservación, para la restauración y mejora de los bosques de tejo (hábitat 9580*).

Los nombres del tejo en Castilla y León

En Castilla y León se conoce de manera general como “tejo”, aunque también se le llama  “teixo”, “teixeiro” y “teixeira”, en la zona más noroccidental, lindando con Galicia y Asturias. Cercana raíz tienen otras acepciones que confluyen con el bable: “texu” y “tixu”, recogiéndose también en esta zona norleonesa los términos “tesio” y “teijo”.

teixadal-de-burbia-i_0.jpgEn Sanabria es conocido en algunas localidades como “Teyo” pero también como “Ramo”, mientras que en la provincia de Burgos se encuentran dos orígenes bien diferentes; el primero afín a la raíz castellana: “tejo negro” en la Sierra de Besante. Este nombre podría tener relación con el nombre que recibe el tilo en ciertas montañas de la provincia: “tejo blanco” (Cortes et al, 2000). Ya en el Condado de Treviño y con influencia vascona, se recoge el nombre de “Agin” y sus derivados “Hagin”,”Agina”,”Aginal”, etc., de los que se han recogido varios topónimos en diferentes pagos de esta comarca. Por último, otra forma de llamar al tejo podría partir de  la raíz “Iba (Iva)” relacionada además con “Ebur”, “Ibor”, “Ivor”, “Ibur” y otros, que dependiendo de los autores, lo atribuyen a raíces celtas, la más extendida y probable, (ver p.e.  Delahunty, 2002 o Hagueneder, 2007), o incluso a meramente mediterráneas (García-Pérez, 2009). Así, el nombre que reciben las tribus del tejo que vivieron en el arco atlántico en época prerromana conocidos como “Eburones” o “Eburos”, parecen tener concordancia léxica. Existen cuanto menos curiosas coincidencias de estas acepciones en zonas emblemáticas de las montañas castellano-leonesas, caso de Burbia (imagen 1), en los ancares leoneses; Burón, a orillas del Esla y cerca de Mampodre; Vega de Bur, cerca de Dehesa de Montejo en la montaña palentina; o La Bureba burgalesa.

Los nombres del tejo en Euskadi

El tejo es conocido ampliamente en euskera sobre todo como Agin, Hagin, Hagina, Hagintze y Agiña. El origen etimológico de esta palabra es incierto y diversos autores formulan varias hipótesis con diferentes significados no necesariamente relacionados. Por ejemplo, Guinea (1948) expone que tejo en euskara procede de la raíz Hagina (muela, molar), porque su fruto envuelto en el arilo así lo recuerda. Otros autores lo relacionan con la raíz Agin o Agintari que significa líder, liderar, en clara alusión a una supuesta cualidad de superioridad de este árbol que curiosamente coincide con apreciaciones realizadas por otras civilizaciones muy lejanas , por ejemplo de acuerdo a la cultura indígena tradicional del pacífico norteamericano donde el tejo es “el jefe de todas las matas”. De similar significado lo es también para la cultura tradicional en algunas zonas del Japón.

También se incluye la posibilidad de relacionarlo con la raíz Adín, que significa “edad, entendimiento, juicio” lo cual podría tener relación con su condición de árbol de juramento, de reunión, como una entidad testimonial de lo pactado, con funciones jurídicas, sin olvidar las religiosas. De acuerdo a otras acepciones, Aguin puede estar relacionado con el significado de Agindu, Agintea y Agintaritza que significa “mandar, ordenar, prometer” distanciándose relativamente de “fila u orden” (en el sentido de la disposición pareada de sus hojas) al que, curiosamente, otros autores hacen alusión; esta vez desde su raíz latina Taxus.

Argin puede ser un nombre arcaico del tejo pero se ha podido confundir con Hargin (cantero). Algunos topónimos como el de Argiñeta en Elorrio (necrópolis) parecen muy claramente relacionados con un origen basado en la antigua relación del árbol con la muerte.

Los nombres del tejo en Galicia

En Galicia existe prácticamente una total coincidencia en denominar al tejo en gallego como “teixo”, si bien son empleados con relativa frecuencia los términos “teixeira" o “teixeiro”. No obstante, existe una gran cantidad de topónimos derivados del nombre latino del tejo (Taxus), tales como: Teixeda, Teixedais, Teixedelos, Teixidelos, Teixedo, Teixeira, Teixeiro, Teixide, Teixido, Teixidón, Teixidos, Teixín, Teixiz, Teixo.

Esta abundancia de topónimos permite hipotetizar con una elevada presencia de tejos en el pasado, o cuando menos con la enorme difusión que esta especie tuvo en Galicia, y la estrecha relación que tenía con su población, formando parte del paisaje agrícola y forestal, acompañando a un innumerable conjunto de casas rurales en entidades de población de diversa índole, así como presidiendo los jardines de importantes pazos o en los atrios de iglesias y cementerios de toda Galicia. Además, buena parte de los topónimos citados confirman la existencia generalizada de esta especie en el paisaje arbolado, ya que se refieren a formaciones de tejos (Teixeda, Teixedal, Teixedelos, Teixidelos, Teixedo, Teixido), y no solo a árboles aislados o singulares (Teixo, Teixín, Teixiz, Teixeiro, Teixeira).

En ocasiones existen dudas con que alguno de estos términos puedan ser relativos al tejón (Meles meles), conocido en gallego como “teixugo” o “porco teixo”. A este animal suelen asociarse los topónimos “teixón”, ”teixueira”, “teixugueira”, “teixoeira”. También se ha hipotetizado con que alguno de los topónimos que derivan del tejo provengan de una transformación de los originalmente empleados para aquellas áreas o instalaciones en las que se fabricaban tejas (“telleira”, “telleiro”).

Aunque todos los nombres aquí citados provienen del nombre latino "Taxus", no se descarta en Galicia la posible existencia de algún topónimo indoeuropeo, derivado de nombres como "eburus" o "ivus" o "iva", de los cuales derivan la denominación del tejo en francés (if ) o alemán (eibe). En esta línea, es posible citar un conjunto de términos en Galicia, entre los que el más representativo es A Pobra de Burón, en el municipio lucense de A Fonsagrada, comarca que es especialmente profusa en la presencia del tejo en casas, pazos, iglesias y cementerios (con algunos individuos incluidos en el Catálogo Gallego de Especies Singulares), e incluso con una presencia notable en los bosques naturales llegando a formar pequeñas tejedas. No obstante, es posible identificar otros topónimos como Ibedo o Eibedo, que aparentemente también pueden tener la misma raíz etimológica indoeuropea, aunque existen hipótesis que indican que provienen del término “oliveto”.

Toponimia del tejo en Castilla y León
ramos-de-san-jose_0.jpgLos topónimos recogidos para lugares o partidas relacionadas con la presencia de tejos en Castilla y León son numerosos, lo que induce a pensar en su importante presencia en sus paisajes y cultura desde tiempos inmemoriales.

















 




Algunos topónimos encontrados son los siguientes:
 
Provincia Topónimo
Ávila Correra del tejo, Garganta Tejea, Garganta de Valdetajo, Puente de Valdetejo, Tejo de las Mulas, Arroyo de los Tejos, Los Tejos.
Burgos Los Tejos, Vereda de los Tejos, Barranco de los tejus, Montija, Aginal de Arralde, Cueva del Agin.
León Ramos de San José, Teixeu de Sil, Teixeu de Ancares, Teixeira, Cantexeira, Poula de Penoteixo, Valina do Teixo, Cascada del teixedal, el Pozo del Teixo, Arroyo Tegeo, El Ticheo, Arroyo del Teixadal, Ferrería de San Juan del Tejo, Arroyo de tejedo, Tedejo, Monte Texedo, San Juan del Tejo, Loma de las Tejedas, Hoyo de los Tejares, Majada de Tejedo, Mosqueiro, Monteviejo (probable). Yebra (recogido también en el pirineo oscense, de similitud con el nombre inglés del tejo “Yew”)
Palencia Peña del Tejo, Dehesa de Montejo, Peña Tejedo, El Tejo bajero, Montejerinos.
Salamanca Manantial del tejo.
Segovia Los Tejos, Monte de los Tejos, Embalse de El Tejo, Arroyo de la Tejeda, Mata del Tejo.
Soria El tejo (Monte), Barranco de los Tejos (Sámago).
Zamora Los Tejos, Vega del Teyo, Teixedelo.
Toponimia del tejo en Euskadi

En el caso de Euskadi, cabe remarcar los topónimos de Aginaga (Aiara), Agiñiga (Aguiñiga), Aginaga (Valle de Aiala) para el territorio histórico de Araba. Además, Arberas (2014) recoge “Cumbre de los tejos” y Agiñaga (Aiala) y Los tejos, Agindasolo, Aginandi, Aginandikozearra, Aginadipeko, Agintxikerra, Agiñaga, Agiñiga, Aginamendi y Sima del tejo.

En Gipuzkoa, se han registrado: Aginaga (Eibar, Usurbil, Ibarranguelua, Lizarregiri), Agineta (Zumárraga), la estación megalítica de Agina (Oyarzun) o el Dolmen de Agiñaran (Alzania). También Agiñarte, Agintza (Gueñes, Encartaciones) y Aginastegui (Pagoeta e Izarratitz).

Para Bizkaia se ha recogido Agina (Ibarra), Agiñalde y Agiñeta (Zeanuri), Necrópolis de Arguiñeta (Elorrio). Según Néstor de Goikoetxea en su Toponimia Euskara (1984), con el nombre de Aginalde bautizaron un grupo de amigos un refugio alpino construido en las campas de Arimekorta (Gorbea), haciendo honor al tejo que se alza sobre el edificio y que ya fue testigo de asentamientos muy antiguos.
 
agin-de-antonana.jpgTambién resultan sorprendentes los topónimos relacionados con el tejo en otras zonas de la fachada cantábrica con raíz similar, como Los Aguines, en Salceda (Cantabria). En el texto de García (2009), se recogen entre muchas otras, acepciones como A Aguiña (Padrón- Galicia), o las asturianas de Aguino (Pola de Somieu) y Fontaguín (Braña de Perlunes). Este último lugar, representa un hito del simbolismo asturiano recogido por Abella (2009) y narra la leyenda del pastor que robó el cáliz sagrado a una xana (hada de la mitología astur); mientras la xana perseguía furiosa al ladrón, éste gritaba al tiempo que corría despavorido: ¡Santiago de Agino, Valmé, que pa ti lo quiero!
Toponimia del tejo en Galicia

En Galicia el nomenclátor geográfico indica que esta es una región especialmente profusa en cuanto a toponimia relacionada con el tejo, ya que es posible identificar un total de más de 100 combinaciones toponímicas distintas relacionadas con el término Taxus. Por tanto, la impronta del tejo en la toponimia gallega es profunda, ya que su etimología aparece reflejada en más de 200 registros repartidos en toda la geografía gallega, siendo empleado en la toponimia en caminos (Camiño da Teixeira), red hidrográfica (Rego do Teixo, Carrozo das Teixeiras, Regueiro Teixeira, etc.) o en el total de términos relacionados con la orografía continental (Pena Teixeiro, Coto dos Teixos, Valiña do Teixo, etc.), el paisaje vegetal (Os Teixiños, O Teixedal, etc.) y agrícola (Agro das Teixeiras).

teixeira2.jpg

La elevada concentración de topónimos relacionados con el tejo en Galicia ha quedado grabada también en la denominación de las propias poblaciones y construcciones. Así, es posible identificar en la base de datos de entidades de población hasta un total de 59 entidades singulares, repartidas por las 4 provincias gallegas, que incluyen a Taxus dentro de su etimología (O Teixeiro, Teixedo, Teixido, Teixidelo, A Teixeira, etc.). Entre todo este numeroso conjunto los casos más representativos son la denominación de todo un término municipal (municipio de A Teixeira, en la comarca de Terra de Caldelas de la provincia de Ourense), o de la propia capital municipal (Teixeiro, capital del municipio de Curtis, provincia de A Coruña), aunque también es posible citar ancestrales centros de peregrinaje en los cuales el tejo tiene una gran preponderancia en toda su simbología (Santo André de Teixido, aldea del municipio de Cedeira, provincia de A Coruña).

El análisis de los topónimos recogidos para lugares relacionados con la presencia de tejos en Galicia permite evaluar la importancia de esta especie en el nomenclátor. Algunos topónimos (ordenados por provincias) son los siguientes:
 
Provincia Topónimo
A Coruña O Teixeiro, Teixedo, Teixido, Teixidelo, O Penedo de Teixeiro, Teixín, Teixedelos, Teixidón, O Teixeiro de Arriba, A Ponte de Teixeiro
Lugo A Ponte do Teixo, O Teixo, O Teixeiro, Teixeda, Teixeira, Os Teixidos, A Teixeira, Os Teixós, Teixeira de Abaixo, Teixeira de Arriba, A Ponteixeda, Castro de Teixeiro
Ourense A Teixeira, Teixido, O Teixedo,
Pontevedra A Teixeira, As Teixiñas
La toponimia relacionada con el tejo es especialmente significativa en la localidad de Galicia donde LIFE BACCATA realizará las acciones de conservación del hábitat 9580*, en el Monte Vecinal en Mano Común (MVMC) de Riocereixa (Pedrafita do Cebreiro, Lugo). En este caso, la restauración del hábitat 9580* se realizará empleando material genético de reproducción del mismo MVMC, el cual ha sido recogido dentro de una zona del bosque conocida localmente como “A Chá dos Teixos”, con el significado implícito de un lugar del monte que posee una menor pendiente (dentro de la tendencia abrupta del mismo) y en el que existe una concentración inusual de individuos de tejo.

mapatopo.jpg